Jóvenes para Cristo.

Red social para Jovenes y familias apasionados por Cristo.

Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. Juan 3:6-7.

 Una famosa cantante había alcanzado la gloria: sus admiradores la seguían y estiraban sus brazos entre la multitud para pedirle autógrafos… La alta sociedad la adulaba.

       Pero un día su voz se esfumó y el público desapareció, pues una enfermedad le impidió cantar. Vivió sola los últimos años de su vida, y luego murió. ¡Veinte años disfrutando de buena salud, riquezas, éxito, celebridad… y luego la soledad y la muerte! La que tan a menudo había cantado: «No, no me arrepiento de nada», al final de su vida escribió: «Quiero examinar mi vida y juzgarme francamente sin hacer trampa, sin poner excusas… Cuando pienso en mi vida, en todo ese desenfreno… me avergüenzo de mí misma… ¡Dios mío, cuanto me arrepiento hoy, cuánto me gustaría poder volver a empezar de cero!».

       Volver a empezar nuestra vida es imposible; el tiempo no da marcha atrás, y suponiendo que pudiésemos remontar 20, 30 ó 50 años atrás, ¿sería mejor el segundo intento que el primero?, pues la misma causa, es decir, un corazón malo desde lo más profundo, produciría los mismos efectos: malas acciones, frutos idénticos a los que ese árbol malo ya produjo.

       Pero sin recuperar los años perdidos, podemos vivir un «nuevo» comienzo, y eso es lo que Jesús nos propone hoy: “Nacer de nuevo”, es decir, nacer con una nueva naturaleza, una vida dada por Dios, la cual recibimos para toda la eternidad cuando confesamos nuestras faltas y creemos en el Señor Jesús.

TOMADO DEL DEVOCIONAL DE AMEN -AMEN

Vistas: 345

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Jóvenes para Cristo. para agregar comentarios!

Únete a Jóvenes para Cristo.

© 2017   Creada por Esh Mat.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio